martes, 10 de abril de 2012

Jean Seberg, la actriz que destruyó el FBI

.

ript>




La vida de Jean Seberg es un completo misterio, con hipótesis sobre sus inclinaciones políticas, sexuales, sus adicciones y su propia muerte.


Jean, desbordante de encanto, bella y vulnerable, pudo tener el mundo a sus pies, pero su vida acabó marcada por la tragedia y la tristeza.


Después de protagonizar películas que hoy en día son clásicos del cine, su tumultuosa vida sentimental y personal, la desdicha en su maternidad y la inestabilidad emocional derivada del acoso del FBI, la llevaron a un triste y temprano fin.


Jean Seberg (13 de noviembre de 1938 - 8 de septiembre de 1979) fue una actriz estadounidense, aunque muchos creían que era francesa, nacida en Marshalltown, en el estado de Iowa. Su madre, Dorothy Arline era una maestra sustituta y su padre Edward Waldemar Seberg un farmacéutico. Su familia era de orígenes suecos, ingleses y alemanes y profesaba la religión luterana.


De ella se sabe que estudiaba en la Universidad de Iowa hasta que fue elegida para hacer en 1957 el papel protagónico de Juana de Arco, dirigida por Otto Preminger y basada en la obra de Shaw. Según la documentación existente, para este papel se realizó un casting de 18.000 candidatas y Jean, sin experiencia previa como actriz, con sólo 19 años resultó la elegida


Otto Preminger y Jean

No existen muchos datos sobre su vida anterior. En ese momento, 1957, su vida da un giro y luego de su primer película se convierte en un personaje odiado por los más fundamentalistas cristianos estadounidenses y admirado por los sectores más progresistas, debido al cariz secular del personaje de Juana de Arco y su descripción de la religión organizada como una fuerza al servicio de regímenes brutales.








El film y la actuación de Seberg fueron duramente criticados y Jean dijo en un reportaje "Tengo dos memorias de Juana de Arco, la primera fue cuando me quemaron en la hoguera en la película y la segunda siendo quemada en la hoguera por los críticos. La última es la más dolorosa. Yo tenía miedo como un conejo y eso se veía en la pantalla. No fue una buena experiencia. Yo comencé mi carrera donde la mayoría de las actrices la termina"




En la escena de la hoguera Jean estuvo a punto de ser quemada realmente

Al año siguiente, Otto Preminger, que se ha quedado prendado del halo interpretativo que desprende, la elige para protagonizar la versión cinematográfica de la novela de moda del momento, Bonjour Tristesse, de la escritora francesa Françoise Sagan. El personaje de Cecille, pensado en principio para ser interpretado por Audrey Herpburn, lo encarna Jean con tal convicción que hasta los franceses piensan que Seberg es en realidad de origen francés.












Preminger afirmó en ese entonces: "Es verdad que si hubiera elegido a Audrey Hepburn en lugar de Jean Seberg hubiera sido menos riesgoso pero yo prefiero correr el riesgo, yo tengo fe en ella. Sin dudas Jean todavía tiene que aprender algunas cosas sobre la actuación pero lo mismo pasaba con Kim Novak cuando ella comenzó." Nuevamente Seberg sería duramente criticada por su actuación y eso casi termina su carrera.


En 1958 Seberg se casa con el Director de cine francés François Moreuil quien la dirige en La récréation, in 1958. De acuerdo a Seberg el matrimonio estuvo signado por las escenas de violencia por parte de François y lo consideró un terrible error. En 1960 se divorcian.






Su siguiente rol fue en 1959, en la comedia The Mouse That Roared, protagonizada por Peter Sellers que también tuvo poco éxito.




Sería Jean-Luc Godard quién, también en 1959, la elige como protagonista de su opera prima, la inolvidable Al final de la escapada, uno de los hitos de la Nouvelle Vague. Una película que cambiaría la vida de toda una generación, interpretada por un jovencisimo Jean Paul Belmondo y que también cambiará una vez más la vida de Jean. La película es un rotundo éxito y la performance de Seberg es alabada por todos, a punto que François Truffaut dice que "Jean es la mejor actriz de Europa".























Ya en 1960 y como consecuciencia del éxito de Al final de la escapada, Jean se convierte en un icono cultural en Francia, influenciado la moda parisina tanto como Godard y Truffaut influenciaban el cine. Jean es una estrella. Todos los franceses se enamoran de ella y todas las revistas de moda quieren tenerla en su portada. Se convierte en el referente de todas las chicas, con su pelo a lo garçon. Pese a ello, Seberg no se siente identificada con los caracteres que interpreta, diciendo que "Ella estaba haciendo en Francia películas sobre gente que no le interesaba"




Rica y famosa, se casó en 1962 con el novelista y diplomático francés de origen lituano Romain Gary (1914--1980), 24 años mayor que ella, con quien mantuvo durante diez años una relación de amor y desamor. Romain era un intelectual, sabio y maduro, sobreviviente del Holocausto, héroe de guerra y eventual Director, el único que obtuvo dos veces el Goncourt, el máximo premio de las letras galas y Jean una joven estrella, pasional y tempestuosa, admirada por toda Europa. De esa relación nace en 1963, en Barcelona ,su hijo Alexandre Diego.












A inicios de 1964 Jean aceptará la oferta de Jean Becker de rodar en España una película con Belmondo títulada A escape libre y que muestra una imagen mucho más erótica y sofisticada de Jean.






A fines de 1964 Jean viaja a Estados Unidos y protagoniza en Hollywood al lado de otro sex-symbol, Warren Beaty, la última película de Robert Rossen, Lilith. Una historia oscura y de trama psicológica sobre un hospital de enfermos mentales. Su papel es bastante complicado y la película es una joya no sólo por su presencia sino también por su fuerza visual y por las presiones políticas que sobrevolaban el rodaje. No en vano, el director era uno de los perseguidos por McCarthy en su caza de brujas. Jean fue nominada en 1965 al Golden Globe en reconocimiento a su actuación.


















Jean-Luc Godard la vuelve a llamar ese mismo año para protagonizar un episodio de Les plus belles escroqueries du monde, pero el resultado no será comparable al éxito de Al final de la escapada. Jean siempre será para los franceses la chica que vendía periódicos en los Campos Elíseos.


Su carrera cinematográfica no levantaba el vuelo que merecía aunque mantenía su popularidad. Desde su papel en A escape libre solamente realizó otra serie de películas de bajo presupuesto y poco recomendables, intercaladas con pequeños papeles en dos películas de Claude Chabrol, otro de aquellos jovenes turcos de la nouvelle vague.


Mientras su matrimonio con Gary tambalea, él la dirige en 1968 en su opera prima como Director, The Birds of Peru, un psicodrama sexual que tuvo el honor de ser el primer film que recibió la calificación de "Rated X" en Estados Unidos. El papel de Jean en la película es la de una ninfómana que tiene sexo con cualquiera que se le cruce, sea hombre o mujer.
















Es en 1969 cuando realiza otro de esos papeles a recordar. Se trata del western Paint your wagon (La leyenda de la ciudad sin nombre), de Joshua Logan, junto a Lee Marvin y Clint Eastwood, Jean Seberg se atreve incluso a cantar en la banda sonora. Clint y Jean tienen un apasionado romance mientras dura la filmación y cuando Gary se entera reta a duelo a Clint, lo que es rechazado por este último.












Jean mantuvo relaciones espóradicas con muchos amantes, en su mayoria jovenes desconocidos que conocía en rodajes y en sus escapadas nocturnas a fiestas llenas de excesos alcohólicos y experimentacion con alucinógenos.


Uno de sus pocos amante famosos, además de Clint, fue el novelista mexicano Carlos Fuentes, quien sucumbió a sus encantos y quedó hechizado por ella. Muchos años después del romance, Fuentes le ha dedicado una novela, Diana o la cazadora solitaria (Alfaguara, 1994), donde le cambia el nombre por Diana Soren. La relación, que llegó a ser intensamente emocional y erótica (a veces el lector se sorprenderá con la sinceridad del autor al hablar de "la infinita capacidad sexual de Diana" y de sí mismo), contabilizó su convivencia a lo largo de casi un año.


Carlos Fuentes


En la novela de Fuentes, sorprende el lado oscuro de Seberg, su rabiosa independencia y su compromiso con las causas perdidas, del hippismo o de los derechos humanos. Era desconcertante y asumía sus traiciones.


Carlos Fuentes viene a decir que era una mujer desquiciada, con un enigmático lado oscuro, que perturbaba a cualquiera y podía llegar a ser muy cruel. Era la mujer fatal, quizá sin saberlo, que iba de aquí para allá seduciendo muchachos, buscándolos en las tabernas de Estados Unidos o París, y consumiendo alcohol y droga.


Hacia fines de los 1960s Seberg reemplaza a Fuentes por otro amante y comienza a expresar abiertamente su soporte por la causa de la National Association for the Advancement of Colored People y los grupos de Nativos Americanos, para relacionarse finalmente con un lider de los Panteras Negras, comenzando uno de los capítulos más turbios de la biografía de Jean.


El hecho es que Jean tenía unas ideas políticas cercanas a la extrema izquierda norteamericana, es decir, un peligro para la moral, la política y la sociedad americana de la época y se convirtió en voz pública de los Panteras Negras que eran catalogados en Estados Unidos como un supuesto "grupo terrorista" que gozaba de mucho prestigio en Europa y sobre todo entre los intelectuales franceses con los que Jean también estaba relacionada.


Jean Seberg pasó a engrosar la lista de las prominentes celebridades que, como John Lennon, Jane Fonda y Vanessa Redgrave, fueron el foco de atención del FBI y las autoridades norteamericanas, motivo por el cual el FBI comenzó a investigar su vida y se convirtió en un caso especial y de personal interés para su Director, el infame J. Edgar Hoover, quien la cosideraba como una real amenaza a los interese norteamericanos y a la seguridad nacional, a punto tal que el 23 de Abril 1970, Hoover personalmente emitió una orden para que Seberg sea "neutralizada" por el llamado Counter Intelligence Programme (COINTELPRO).


De acuerdo a las propias palabras de Hoover "esa amante de los negros" era una auténtica amenaza por que "le daba plata a los negros radicales y se acostaba con ellos" Para Hoover no había nada peor que "una blanca que le daba su cuerpo a un negro" Según consta, Hoover sabía que Seberg estaba embarazada y eso le daba la oportunidad de desacrediarr a Seberg ante los ojos de la pacata sociedad americana, esparciendo rumores que un "nigger Panther", Raymond Hewitt, la había embarazado a pesar de estar casada con un blanco que además era diplomático.


Raymond Hewitt











Documentos secretos del FBI vinculados con Seberg
Fueron Públicos recién en 1982


En respuesta a la orden de "neutralización " de Seberg por parte de Hoover, el 27 de Abril de 1970 se autoriza al agente del FBI Richard W. Held para "plantar" esa historia inventada en Los Angeles Times y en la revista Newsweek, teniendo repercusión en todos los medios de Estados Unidos. Hoover le dice a Held "Yo quiero que esta quede acabada", Held pregunta "Que quiere significar por acabada" a lo que Hoover responde "Usted tiene bien claro que quiero decir cuando digo acabada y que cuando digo acabada es bien acabada". El impacto en la prensa americana de ese "rumor plantado" deliberadamente fue tremendo y toda la prensa de derecha se dedicó a una auténtica carnicería de Jean, que estaba embarazada al momento de publicarse la primer noticia falsa.


Jean no pudo resistir toda la carnicería mediática que se produjo en ese entonces y tuvo un intento de suicidio por sobredosis de barbitúrcos que llevó a que Jean tuviera un parto antes de tiempo el 23 de Agosto de 1970. La desgracia se cebó en ella, la niña llamada Nina murió a los tres días, pero antes Jean Seberg tomó al cadáver más de doscientas fotos que distribuyó a la prensa en una conferencia que dio luego del funeral en que la que se veló a la niña en un ataúd de cristal para que se comprobara que no era negra. Un hecho que al FBI le valió para abrir otra investigación ya que temían que ella se hubiese provocado el aborto, continuando con el hostigamiento hacia Jean hasta que ella se mudó nuevamente a París.


El acoso del FBI y la separación de Gary en 1970 la llevaron de depresión en depresión durante el resto de su vida, convirtiéndola en una auténtica psicótica.


Aunque resulte extraño, lo primero que hace en 1971 al volver a Europa es filmar una película absolutamente bizarra (Kill) dirigida por su ex esposo Gary.


En 1972, Jean se embarcará en una película de carácter político, realizada en Francia por Ives Boisset y titulada El atentado. Esta es una película en la que Jean se involucrará bastante y que le reportará algún premio por su interpretación magistral. Aunque no se trate de una gran película, merece la pena por su breve pero intensa actuación.




En ese mismo año, 1972, se casa con otro Director, Dennis Charles Berry




Luego de su casamiento con Berry es dirigida por Juan Antonio Bardem, interpretando a la madre de Marisol en una película pseudoerótica, La corrupción de Chris Miller, que es la historia de una madre y una hija que se intercambian a los novios y mantienen una relación semi-incestuosa.

En ese viaje a España sucede otro de los capitulos extraños dentro de la vida de Jean Seberg. Conoce a Ricardo Franco, futuro director de cine. Ambos comienzan una relación oculta y secreta hasta hace unos años. Una relación de amor-odio que muchos años más tarde dará lugar al magistral guión y malograda última película de Ricardo, titulada Lágrimas negras, una película intensa sobre la relación que mantuvo durante algún tiempo con Jean, una historia triste que habla de drogas, depresión, locura y amor libre.


Ricardo Franco


Jean Seberg seguía siendo una criatura irresistible, una leyenda de carácter insondable y aniquilador. Subyugante, sin duda, tierna, díscola, rebelde. Era un doloroso misterio y quizá un naufragio continuo como ser humano.


Entre sus amigos más cercanos se encontraba Nico, la cantante, actriz, modelo y mujer de Philippe Garrel, un director de cine que la retratará en una película del año 74 titulada Les Hautes Solitudes, un filme en blanco y negro protagonizado por ellas dos y que recoge la vida cotidiana en una casa. Y además tiene como curiosidad que es muda, pura vanguardia de la segunda generación de la nouvelle vague.






En 1974, Jean se puso por primera y última vez detrás de las camaras. Sería para rodar como directora una película que permanece inédita titulada The Ballad of the Kid


En 1975 Jean protagoniza una película dirigida por su esposo Dennis Berry, La Grand Delire.


La última etapa de su vida transcurrió entre psiquiatricos y las casas de sus pocos amigos (Nico y Garrel sobre todo). Jean se vio sumida en una gran depresión debida a los barbitúricos y el alcohol, algo demasiado típico para alguien que se ha convertido en un mito, pero cierto como su propia vida. Nunca repuesta de su persecución por el FBI, se dedicó a vagar por las calles de su llorado París igual que una vagabunda cualquiera, en busca de su dosis y en la huida de si misma.


La frecuencia de las crisis de Jean se intensifican y algunos de esos colapsos la dejan prácticamente catatónica. Su vida es un entrar y salir constante de instituciones mentales en Francia, siempre al borde la completa locura y el desastre.


Para ella parecía ser todo lo mismo, o bien salía toda desnuda del baño de un aeropuerto o se alimentaba solamente de comida para perros.


Jean sucumbió a profundos estados de depresión y fue hospitalizada muchas veces, llegando a cometer 8 intentos fallidos de suicidio, especialmente cada vez que se al cumplía un nuevo aniversario del fallecimiento de su hija Nina. En 1978 inclusó sobrevivió a un intento de suicidio en el que se tiró a las vías del Metro de París.


Los problemas de Jean, aunque resulte imposible creerlo, se hacen aún peores luego de su separación de Berry en 1978 y al comenzar una relación en 1979 con el Algeriano Ahmed Hasni, con quien celebra cierto tipo de ceremonia de "casamiento" el 31 de Mayo de 1979, de nula validez legal ya que ella todavía estaba casada con Berry.


En Julio de ese año Hasni persuade a Jeane para vender su departamento en París y se queda con todo su dinero para, aparentemente abrir un restaurante en Barcelona. Viajan juntos a España y a los pocos días Jeane regresa sola a París y comienza a esconderse y huir de Hasni quien supuestamente la había maltratado violentamente.


A fines de Agosto de 1979 ella desaparece y es encontrada muerta 11 días después, el 8 de septiembre de 1979, en el asiento trasero de su Renault que se encontraba estacionado cerca del departamento que compartía con Hasni, envuelta en un poncho y con el cuerpo en avanzado estado de descomposición y quemado de cigarrillos.

De acuero a los reportes de la policía, Jeane había tomado una masiva dosis de barbitúricos y alcohol (8 gr. por litro en la sangre). Se encontró una nota de suicidio aparentemente dirigida a su hijo Alexander Diego que decía "Perdóname, yo no puedo vivir más así".

La causa oficial de su muerte fue dictaminada como suicidio por la Polícia Francesa a pesar que muchos aún sostienen que su muerte todavía está envuelta de misteriosas circunstancias y que sin dudas conectan con el episodio relacionacido con el FBI de una decáda atrás.

Jean Seberg fue enterrada en el cementerio de Montparnasse en Paris. A su funeral asistier sus tres previos esposos, el algeriano Hasni, Jean Paul Belmondo Jean Paul Sartre y Simone de Bouvoire.




Poco más de un año después de su muerte, su ex esposo Romain Gary se suicida de un tiro en la cabeza aunque en su nota de suicidio niega que su decisión tenga algo que ver con la muerte de Jeane.

A más de treinta años desde su muerte, Jean Seberg todavía es un icono en Francia y una figura de culto en el mundo entero, siendo incluso su tumba un lugar de peregrinaje para muchos así como su imagen en la pantalla continúa asegurándole su lugar en las mentes y los corazones de quienes cayeron bajo su enigmático hechizo.


Un mito más a añadir a la lista, pero no uno cualquiera, sino una mujer que simpre supo transmitir con sus gestos y su mirada, la limpieza o la perversidad de las mujeres que soñamos que nos amen.


Los documentos del FBI relacionados con Jean Seberg se hicieron públicos en 1982 y son una muestra clara que la "civilización occidental" es "libre" en tanto y en cuanto los poderosos lo digan.

Galería de Imágenes de Jean Seberg







































0 comments

:a: :b: :c: :d: :e: :f: :g: :h: :i: :j: :k: :l: :m: :n:

Publicar un comentario en la entrada

-

-

-

-

 

Followers

About Me

-

-